viernes, 24 de agosto de 2012

un insecto con cara alienígena


La mantis religiosa es un insecto curioso, siempre me ha llamado la atención, principalmente por su aspecto. No es un animal que se pueda considerar entre los más bellos precisamente, bueno, aquí también depende del gusto de cada uno, la belleza siempre es relativa. Se camufla perfectamente entre la vegetación, por lo que no es fácil verla.

Su cabeza, que puede girar hasta 180º,  me recuerda a los extraterrestres que aparecen en muchas películas. Creo que este animal ha servido de inspiración para diseñar esos personajes llegados a la Tierra desde planetas lejanos. A pesar de su aspecto, un poco diabólico quizás, no es un animal venenoso ni peligroso para el ser humano, sino todo lo contrario.

También es conocida como santateresa. Su nombre se debe a la posición del animal cuando acecha a una presa, pues parece que estuviera rezando para que no se escapara. En otros lugares recibe nombres populares con connotación negativa, como caballito del diablo.



Su biología y su forma de alimentarse es bastante peculiar. Le gusta comer de todo tipo de insectos, de ahí que sea un buen aliado de los agricultores, pero la particularidad es que se los come vivos. Podría parecer una crueldad dicho de esta manera, ya que por lo general la mayoría de animales que cazan otros animales primero los matan y luego se los comen.

Pero sin duda alguna, si por algo es conocido este insecto es por su forma de reproducirse. Las hembras suelen comerse a los machos durante o después del apareamiento, como puede verse en este video:



Para terminar este texto, sólo me queda decir que cuando veas a estos animalitos en el campo, no los mates sólo porque te parezcan feos o peligrosos, pues no te harán ningún daño, solamente cumplirán con su función ecológica y serás  beneficiado, ya que se alimenta de otros insectos que en ocasiones pueden ser molestos, como por ejemplo las moscas.

3 comentarios:

  1. Las mantis son uno de mis insectos preferidos. Siempre me han resultado curiosas, y en mi casa hay un montón. Sí es verdad que si intentamos cogerlas y nos arañan con los pinchos de las patas delanteras, la herida puede infectarse, ya que suelen tener las patas muy sucias y llenas de bacterias.

    A mí me llama mucho la atención el formato de los huevos, cuando está poniéndolos la hembra parece que suelta una espumilla, que luego se endurece protegiéndolos de depredadores e infecciones. Además, por dentro tiene una serie de cámaras que solo se abren desde dentro, en cada una hay un huevo, de manera que ningún animal puede entrar, pero las larvas, cuando estén preparadas, puedan salir fácilmente. Toda una demostración de ingeniería.

    Ecológicamente son muy importantes, como dices, ya que suelen alimentarse de especies plaga, controlando sus poblaciones. ¡Hay que quererlas y cuidarlas!

    ¡Un beso, lincesa!

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Me ha llamado bastante la atención el título de la entrada y después ver que se trataba de la mantis religiosa. A mi lo que más me llama la atención es lo bien que se camuflan, sobre todo las que son marrones.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. jejeje ya veo que estos animalitos no dejan indiferentes a nadie, son muy especiales. Gracias Cota-K y Unai por vuestros comentarios. Saludos.

    ResponderEliminar