miércoles, 12 de enero de 2011

El animal más bello del mundo

Si consultamos en el diccionario de la Real Academia Española la definición de la palabra Belleza, nos dice lo siguiente: "Propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual. Esta propiedad existe en la naturaleza y en las obras literarias y artísticas".

Escribo sobre la belleza después de escuchar el programa de radio "La Aventura de la Vida" del año 1974, presentado por Félix Rodríguez de la Fuente en el que reflexiona sobre este concepto, que gracias a las nuevas tecnologías y el acceso a la información de la que disponemos actualmente es posible volver a escuchar estos programas que se emitieron antes incluso de que yo naciera.

¿Cúal sería para ti el animal más bello del mundo? No sé si alguna vez te lo has planteado. Para Félix estaba bastante clara su respuesta. El animal más bello del mundo, ese que posee la belleza suprema, es el leopardo. Esos ojos de color verde esmeralda, esa piel moteada, esa figura característica de los felinos.  Pero no sólo las características físicas hacen de este animal que sea uno de los más bellos del mundo, sino también sus cualidades, esas que la naturaleza le ha dotado: una piel suave que le permite moverse entre la vegetación sin hacer el más mínimo ruido, un pelaje perfectamente adaptado al medio y que le hace camuflarse a la perfección, gran capacidad de saltar, una gran fuerza para cazar a sus presas, una velocidad increíble en carrera, en definitiva un ser que ha evolucionado tanto que llega a rozar la perfección.

Para Félix, la conclusión a todo esto es que la belleza está vinculada a la perfección y a la adaptación al medio en el que vive esa especie.

Pienso que no le faltaba razón a Félix cuando decía eso, quizá por eso para mí el animal más bello del mundo, ese que me parece el ser más perfecto que existe sobre la tierra sea también el más adaptado al medio, el más evolucionado de nuestra fauna ibérica. Estoy hablando por su puesto de nuestro lince ibérico.
Una criatura de perfectas proporciones, un pelaje moteado que le proporcionan un camuflaje extraordinario y sobre todo una rapidez cazando sus presas que es admirable. Está tan especializado en la caza de conejos, que gasta muy poca energía. Para mi, el lince es el ser más perfecto que existe.
Su supervivencia está en peligro, quizás por esa especialización de la que hablamos, quizás por haber llegado a tal punto en la evolución, quizás por ser tan perfecto.
¿Cuál es para ti el animal más bello?¿Por qué?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada