jueves, 2 de diciembre de 2010

Laguna de Zóñar


Situada al suroeste de Aguilar de la Frontera (Córdoba), la Laguna de Zóñar representa un paraíso para una gran cantidad de especies, especialmente para las aves, puesto que es un lugar de invernada y reproducción para muchas de ellas.
Con frecuencia suelen verse ánades reales, somormujos, zampullines, fochas,… así como grandes rapaces y paseriformes.

La laguna está protegida como Reserva Integral desde el año 1984 junto con la Laguna Amarga (Lucena) y la Laguna del Rincón (Aguilar de la Frontera) por la Ley 11/1984 bajo el nombre de “Reservas Integrales de las Zonas Húmedas del Sur de Córdoba”.
Posteriormente, fue recalificada como Reserva Natural por la Ley 2/89, por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales de Andalucía.

Otras figuras de protección:
LIC (Lugar de Importancia Comunitaria)
ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves)
Humedal de importancia internacional (Convenio Ramsar)

Está formada por un complejo de 3 lagunas: una principal y otras dos adyacentes menores (Carrizosa y Chica) y está rodeada por un cinturón de eneas, cañas y carrizos que actúan como barrera protectora para las aves.

DATOS:
Longitud: A-B: 1.160 m
Anchura máxima: 300 m
Profundidad máxima: 16 m
Superficie: 37,7 Has
Volumen de agua: 2.897.605 m2


La dinámica de sus aguas, junto con la profundidad (máximo 16 metros) le confieren la categoría de lago.

La introducción de carpas en esta laguna con fines deportivos a mediados de los años 80 tuvo importantes consecuencias negativas tanto para las especies autóctonas de la laguna como a su funcionamiento. Las carpas suelen habitar en el fondo de la laguna, remueven el cieno y enturbian el agua, deteriorando su calidad. Además, arrancan la vegetación subacuática y se comen las larvas de insectos de las que se alimentan muchas aves acuáticas. Como consecuencia las aves se desplazan a otros lugares.
Para solucionar el problema se utilizó la rotenona, una sustancia extraída de las raíces de una planta tropical que es biodegradable.

El pato del pico azul, llamado Malvasía (Oxyura leucocephala) nidifica en las Lagunas del Sur de Córdoba, entre ellas la laguna de Zóñar. Esta especie estuvo a punto de desaparecer debido a la destrucción de los hábitats y la caza, quedando la población reducida a tan solo 22 ejemplares en los años 70.
La protección de la laguna de Zóñar por parte de la Administración Pública, fue la clave para la recuperación de la especie.

El sendero botánico señalizado, donde se pueden conocer las especies vegetales más comunes de la Reserva Natural, el observatorio de aves, el centro de visitantes maravillosamente dotado de paneles informativos, fotografías y maquetas, las maravillosas vistas desde los miradores,… hace de este entorno un lugar agradable para visitar a menudo, sobre todo para aquellas personas que disfrutan de la naturaleza, de la ornitología y de la botánica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario