domingo, 12 de mayo de 2013

amor en el olivar


Una pareja de lagartijas andaluzas pone en marcha el que es precisamente el método más eficaz que existe en el mundo para evitar la extinción de su propia especie. Estos pequeños reptiles, pertenecientes a la familia de los lacértidos, sufren la depredación de unos cuantos componentes de la cadena trófica que están por encima de ellos en la compleja jerarquía de la pirámide ecológica y por eso se ven en la necesidad de traer al mundo el mayor número posible de descendientes. Las lagartijas que sobrevivan a la acción depredadora de los ofidios, las rapaces, los demás depredadores y de nosotros mismos serán las encargadas de cobrar la renta a los insectos voladores que tanto por cu... estooo... que tanto nos van a molestar este verano que ya tenemos casi encima.

1 comentario:

  1. Todo lo que vive en el medio está por algo y para algo. Unos controlan a otros, equilibrio. Saludos desde El Terrao.

    ResponderEliminar