jueves, 23 de junio de 2011

Thymus


Una de las plantas aromáticas más conocida y empleada es el tomillo. Pertenece al género Thymus y existen unas 350 especies, aunque la más común es Thymus vulgaris. Los romanos la introdujeron en el mundo occidental para combatir la tos.

Parece ser que los principios activos que tiene esta planta estimulan el sistema circulatorio y nervioso y reactiva la musculatura tras un esfuerzo, por lo que es muy apropiada para la recuperación de los deportistas. Se aplica en infusión para la eliminación de gusanos intestinales, aliviar la tos, las conjuntivitis oculares y para desinfectar heridas.

Además de todas estas propiedades medicinales, destacaría el maravilloso aroma que desprenden estas plantas, lo que da lugar a su uso gastronómico en todo el mundo. 

Parece ser que el tomillo tampoco pasó desapercibido por los egipcios, ya que éstos utilizaban su esencia para embalsamar los cadáveres.

También la industria farmacéutica utiliza un antiséptico llamado carvacol, uno de los componentes esenciales del tomillo.

Estas son sólo algunas de las aplicaciones que tiene el tomillo, una aromática de hojas pequeñas y con florecillas moradas, otra joya de la biodiversidad que tenemos al alcance de la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario